diumenge, 22 de febrer de 2009

Arco iris entre nubes



"¡Ay, si yo pudiera ocupar un rincón tranquilo en el corazón del mundo propio de mi niño!
Sé que ese mundo tiene estrellas que le hablan, y un cielo que baja hasta su cara para divertirlo con sus absurdas nubes y arcoiris.
Todos los que hacen creer que son mudos, y parece que nunca puedan moverse, llegan arrastrándose a su ventana con sus historias y con sus bandejas llenas de brillantes juguetes.
¡Ay, si pudiera andar por el camino que cruza la mente el niño y pasar más allá de todos los límites!
Hasta donde los mensajeros corren errantes sin motivos entre reinos de reyes sin historia.
Hasta donde la Razón hace cometas de sus leyes y las echa a volar, y la Verdad libera a los Hechos de sus cadenas"


(El mundo del niño, dins La Luna Nueva; Rabrindranaz Tagore)
(Imatge: anell de Sandra Ferrer)